lunes, 20 de octubre de 2014

0

De la gente y del sentido común

Siempre he desconfiado de quienes no quieren definirse. Ni son de izquierda ni son de derecha. Eso mismo dice Rosa Díez desde que se inventó el engendro que permite que siga ocupando un escaño del Congreso de los Diputados.

Ahora resulta que hay otros, los puros e inmaculados (como en Juego de Tronos) que han llegado a la misma conclusión, ni de izquierdas ni de derechas simplemente "del sentido común". ¿Y qué es eso del sentido común? Algunos dicen que es el menos común de los sentidos pero es una forma caduca y obsoleta de negarse a definirse ante la realidad.

Cualquier partido que surge y surge con fuerza tiene siempre un periodo de gracia durante el cual el hecho de su propia indefinición le va poniendo en su lugar. Doña Rosa Díez tenía un partido en auge ( aparentemente) hasta que llegó otro con la misma indefinición pero sin pasado. Y es precisamente esa indefinición la que sostiene la esperanza de que ¡por fin! estos serán distintos. ¿Pero ¿distintos a quienes?

Tocar poder, tomar decisiones, en definitiva... gobernar no te permite medias tintas porque para unos serás fantástico y para otros la habrás cagado. Y es precisamente en ese punto de no retorno cuando veremos quienes son o no casta.

lunes, 13 de octubre de 2014

0

Todo un reto

Acabaremos hablando de federalismo cuando la calentura independentista agitada interesadamente por algunos baje unos grados. Y acabaremos concretando que es eso del federalismo. Hasta el PP se sentará a hablar y quién sabe si hasta a negociar. Y es que la inacción no resuelve los problemas. Los gobernantes están para aportar soluciones y quienes no lo hacen acaban en la cuneta, no solo del poder sino de la historia. Como no se espabile Rajoy ahí es donde puede ir a parar.

Al final quienes han estado remando entre aguas turbulentas a contracorriente conseguirán imponer la fuerza de la razón de una España federal. Un federalismo que significa unión. 

Hoy está todo por hacer. Tal vez reformar la Constitución no sea bastante y lo que demanda la sociedad sea una nueva carta magna que supere la anterior y que logre incluir las distintas fuerzas centrífugas actuales. Todo un reto.

jueves, 9 de octubre de 2014

0

El PP en las catacumbas de la Comunidad Valenciana


La encuesta de intención de voto en la Comunidad Valenciana publicada hoy por El País certifica de forma palpable el proceso de degradación y caída del PP en esta tierra. ¡Ya era hora! Los posibles pactos y coaliciones posteriores se verán cuando se tengan claros los resultados definitivos pero en cualquier caso lo que parece claro es que Fabra y sus muchachos están en la recta final de su mandato. Ya solo les queda una lenta agonía hasta llegar el mes de mayo y se confirme su paso a la oposición y el principio de su recorrido por un desierto que espero les sea muy muy largo.

Me remito a lo ya escrito en otras ocasiones. Los resultados confirman que la izquierda en su conjunto puede conseguir un resultado histórico aunque esté atomizada. Su responsabilidad con esta tierra será la que determine el posible gobierno que puedan llegar a formar. De ser estos los resultados las alternativas son variadas y ninguna de ellas debe pasar por pactar con el PP. A partir de ahí todos deberían arrimar el hombre y comprometerse con un programa de recuperación y regeneración que aglutine y concite el mayor apoyo posible,

Estoy seguro que la sociedad sabrá valorar los esfuerzos que cada uno esté dispuesto a hacer.